Regreso a clases
Fernanda Treviño Mendoza chica

¡Hola! estamos ya todos de regreso a clases y también a nuestras realidades, si tuvieron oportunidad de salir a vacacionar y a parte, ya descansaron para recuperarse, que bueno, digo: las vacaciones también cansan y además ¡gastan! como lo han comprobado en las últimas semanas millones de mexicanos.

El corre y corre del regreso a clases se nos vino encima, al cierre de esta edición todos y cada uno de los niveles educativos llenaron las aulas de alegría, llantos y mucho él alboroto en los primeros días. Cabe destacar que a nosotros, los padres de familia, nos genera un tremendo grado de estrés, ya que no solo el regreso a clases significa un cuantioso gasto si no que todo el año escolar lo es, 198 días de actividad escolar que inició ya el pasado 24 de Agosto y que continuará con breves interrupciones hasta el 15 de Julio del 2016.

Son 200 días de clases establecidos en el calendario escolar, tendremos 2 periodos de vacaciones del 22 de diciembre al 6 de Enero del 2016 y del 22 Marzo al 4 de Abril del mismo año. También contempla 5 suspensiones de labores docentes, por fiestas cívicas programados para el 16 Septiembre y el 16 de Noviembre de este año, mientras que para el 2016 serán el 1 de Febrero, el 21 de Marzo y el 5 de Mayo.

Entre los analistas se estima que el gasto familiar que se eroga durante el regreso a clases fluctúa entre los 500 y los dos mil 500 pesos.

Claro que esas cifras son tan solo una estimación, porque tendríamos que ver, el número de hijos de una familia que asisten a la escuela y el nivel escolar que van a cursar, ya que ese factor hará la diferencia.

Por otro lado, también se ha dicho que los gastos a los que la economía familiar debe hacer frente en estas fechas y que van desde uniformes, libros, mochilas, útiles y demás artículos escolares de una lista básica, dejarán una derrama económica a algunos los sectores productivos del país de unos 70 mil millones de peso; todo esto aún y cuando la situación económica familiar es complicada, no solo en Tamaulipas sino en todo el país. Así mientras en unos sectores habrá derrama financiera, en otros habrá contracción, despidos y hasta cierres, lo cual es una manifestación de que no hay flujo de efectivo suficiente.

Hoy más que nunca éste ciclo de regreso a clases está siendo sufrido por las familias mexicanas y de alguna forma, están haciendo ajustes, reutilizando cuadernos, libros, lápices, uniformes que pasarán de una hermano a otro. Todo para ayudar a soportar el golpe económico en sus hogares, habrá familias que gasten hasta un ciento cincuenta por ciento más de lo normal, por la adquisición de productos electrónicos como; computadoras, tabletas, calculadoras y hasta teléfonos celulares.

Tampoco podemos dejar a un lado el tema de la alimentación de nuestros hijos fuera de casa, incluirles el famso “lonche” preparado por nosotros mismos, será una forma de ahorrar y además contribuir a su correcta nutrición, lo cual también representa el reto del desayuno saludable y la ingesta de un refrigerio a mitad del día, para tener un niño bien desayunado, así como darles de tomar agua en lugar de jugos o néctares, cosas que le ayudarán a tener un mejor rendimiento académico, por ello es importante tener en mente no incluir azúcares refinados, para ayudarlos a mantener su salud más estable y evitarles enfermedades.

Entre las cosas que se recomiendan, sin llegar a ser un gran gasto, es mandarles un burrito de harina integral con jamón de pavo, que contenga tomate y lechuga, o bien un sándwich de atún con verduras picadas; unos taquitos de frijoles con queso panela, acompañados de fruta picada, como manzanas o peras; verduras en trocitos como zanahorias, jícama, pepino. Estas son buenas opciones y no generarán a los padres de familia el gasto de darles dinero diario para que consuman lo que ellos decidan comprando alimentos en la escuela, ya que ellos no siempre decidirán por un alimento saludable, mas bien querrán alguna golosina y comida chatarra.

Estas son solo algunas buenas opciones, que entre conocidos, redes sociales o revistas o periódicos podemos encontrar, que son en extremo útiles porque no hay que perder de vista que tus hijos comerán los que tu los acostumbres. Recuerda que “el hambre es canija y no hay quien la aguante” por supuesto mucho más en estos tiempos de crisis.

¡Ciao!