Federico Marchetti, portero del Genoa de la Serie A, no mandará a lavar sus autos en mucho tiempo, seguramente, luego de que su Ferrari con valor de 300 mil euros quedara destrozado tras un accidente.

El arquero llevó su auto de lujo para que quedara reluciente, en el lava-autos se ofrecieron para entregarle su deportivo al centro de entrenamiento; sin embargo, uno de los empleados cuando se dirigía a este lugar chocó su coche contra una barrera de seguridad al perder el control, además impactó contra cinco carros que se encontraban estacionados.

Afortunadamente, no hubo lesionados en este accidente pese a que se ve aparatoso y eso fue algo que agradeció el portero Marchetti, quien a través de sus redes sociales se manifestó: “Lamento mucho lo que pasó. Gracias a Dios nadie resultó herido y esta es la noticia más importante. Espero no leer más sobre las cosas malas que ví hasta ahora”.