Mujer apuñala en el corazón a su pareja en vía pública de Argentina

La violencia en la pareja es un tema que sigue preocupando a los especialistas. Un caso que demuestra esta problemática ha conmocionado a los ciudadanos de Argentina. Una mujer tomó un cuchillo de cocina y apuñaló en el corazón al padre de su hijo. El momento fue captado desde la cámara del supermercado, lugar en el que sucedieron los hechos. Te contamos la historia de Alejo Oroño.

Alejo Oroño era padre de familia de un pequeño de 18 meses. Llevaba tres meses de relación. De acuerdo con el testimonio de sus familiares, el joven se encontraba en casa, pero decidió caminar a un Kiosko de Bustamante y Marqués de Avilés, en William Morris, Hurlingham, una ciudad del Gran Buenos Aires. Ahí se encontraría con su pareja y madre de su hijo Nadia Navarro.

“Lo que nos enteraríamos en el hospital es que ahí se encontró con su pareja y madre de su hijo, y que juntos fueron a la casa de un amigo de ella”, contó a Clarín Gisela, prima de Alejo.

Alejo Oroño se reunió con Nadia Navarro. Sin embargo, el encuentro no fue positivo, pues discutieron. La joven se quedó con sus amigos comiendo pizza, mientras que Oroño dejó el lugar.

Tiempo más tarde, cerca de la media noche, una cámara de un supermercado de la zona logró capturar el momento en el que después de una discusión y la abrupta agresión.

La mujer de 24 años empujó a Alejo, de un momento a otro sacó un cuchillo de cocina y le apuñaló el corazón. Alejo Oroño pudo retirarse del lugar con esfuerzo. La mujer lo siguió, pero no tardó mucho y se dio a la fuga. Fue uno de los tíos del joven que lo logró encontrar en el piso. Lo llevó al hospital San Bernardino, de Hurlingham.

Aunque los trabajadores de la salud poco pudieron hacer, pues el joven falleció 20 minutos después. Nadia Navarro fue detenida a unas cuadras de la agresión. El fiscal Bernardo Kiper la investiga por el delito de homicidio. De acuerdo con la prima de la víctima, ambos eran pareja aunque no vivían juntos.

Aseguró que Alejo ya había sido agredido por la joven, aunque “tenía vergüenza de contar lo que le pasaba en una comisaría. Una vez se animó a entrar, pero no se la quisieron tomar”.