“Inició” el ciclo escolar 2016- 2017
Fernanda Treviño Mendoza chica

El pasado 22 de agosto, 25.7 millones de estudiantes entre adolescentes, niños y niñas regresaron a las aulas para dar inicio al ciclo escolar 2016- 2017 en nuestro país y cubrir un total de 200 días de clases.

El regreso implicó que los padres trabajadores con un salario mínimo de 73.04 pesos diarios, tuvieran que comprar una lista de útiles, la oficial de la Secretaría de Educación Pública (SEP) rebasa los 442.00 pesos, a eso hay que sumarle lo que cada maestro suma como material que ocupará en el resto del año.

Si hacemos una suma sobre el gasto que deben erogar para la compra de mochilas, uniformes, calzado, forro de libros y cuadernos, así como cubrir las cuotas escolares, más la compra de desayunos, tenemos que el cálculo por niño en cada hogar del país asciende entre 3 mil 500 y 5 mil pesos, ¿cuántos días de salario mínimo necesita un padre de familia para que su hijo pueda asistir a la escuela?

Y así, mientras cada familia vive su propio viacrucis en pos de la educación de sus hijos;
Aurelio Nuño Mayer titular de la Secretaría de Educación Pública hace declaraciones sobre el inicio del ciclo escolar, en el que asegura hay un 96 por ciento de planteles impartiendo clases, la Coordinación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) refuta dichas declaraciones y asegura que en los estados donde el conflicto de oposición contra la reforma educativa como lo son Oaxaca, Chiapas, Michoacán y la Ciudad de México, solo el 46 por ciento de planteles iniciaron actividades.

En este importante tema, que se abordó ampliamente en la edición del mes de julio, no está en tela de juicio discernir quien tiene la información más verídica; quiero pensar que nosotros como padres de familia si sabemos el lado de la razón, no conformes con la inseguridad en la que vivimos tenemos que soportar todavía que nuestros niños se encuentren en medio del fuego cruzado en esta lucha de poderes.

La razón está en la misma educación. El presidente Enrique Peña advirtió a los maestros y maestras que se oponen al regreso a clases “No habrá más diálogo si no se garantiza que los niños y niñas reciban educación” y cerró diciendo “El futuro dé México no es negociable”.

Aplaudimos sinceramente estas declaraciones que hiciera el presidente. Y ¿qué dicen los maestros disidentes? Los docentes critican la Reforma Educativa alegando; que no se ocupa de las condiciones de la educación infantil, se centra más en sanciones para los profesores que no obtengan una buena evaluación en una prueba estandarizada para todo el país, sin considerar el entrono, las características sociales y económicas de los sitios en los que se encuentran los planteles educativos, midiendo con la misma vara las mismas escuelas en Chiapas que en Reynosa, donde su realidad es completamente distinta.

Mientras las protestas siguen en todos los estados involucrados, Nuño declaró ante medios de comunicación que cuenta con 26 mil profesores listos para suplir a los maestros disidentes.

La pregunta es ¿dónde están estos profesores, que ya debieron haber tomado y acreditado su evaluación?
Otras interrogantes más quedan en el aire, ¿Cuánto tiempo más, tendrán que seguir esperando sin educación los cientos de miles de alumnos que se encuentran afectados por esta guerra de #No tengo ganas, de ayudar a la niñez de mi país? ¿Si ya se detuvo parte de la Evaluación porque los maestros disidentes no regresan a las aulas? ¿Son únicamente objetivo laborales y educativos los que mueven a los maestros de la CNTE? ¿Cuántas concesiones más hará el Gobierno Federal a la CNTE para que éste decida terminar el paro?.

Como hemos señalado anteriormente, ambos, SEP y CNTE, defienden su posición y sus puntos, pero y a la sociedad, a los alumnos, a las empresas y ciudadanos afectados por los bloqueos ¿quién los defiende?

Al fin que a la iniciativa 25 de 25 le tocará implementarla a la siguiente Administración Presidencial del 2018.¡Ciao!