En Tamaulipas, más familias tienen Internet y celulares que comida

84
En Tamaulipas, más familias tienen Internet y celulares que comida

En Tamaulipas hay más familias con acceso a Internet y teléfonos celulares que a un buen plato de comida, revelaron informes del INEGI y del Coneval.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) publicó el último informe de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2023, en el que se observa que en Tamaulipas el 73.2% de los hogares tiene acceso a Internet, que representa un universo de 821 mil 573 viviendas. Asimismo, se encontró que el 98.1% tiene un dispositivo móvil, que se traduce a un millón 100 mil 252 casas con esos aparatos electrónicos.

La cobertura casi total de acceso a Internet y dispositivos móviles contrasta con los 446 mil 500 tamaulipecos que sufren pobreza alimentaria, es decir, que no tienen dinero para adquirir una despensa digna para comer, de acuerdo con informes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y de la Secretaría de Bienestar.

La pobreza alimentaria, según el Coneval, es la incapacidad para obtener una canasta básica de alimentos, aun si se hiciera uso de todo el ingreso disponible en el hogar para comprar sólo los bienes de dicha canasta. La principal causa es la falta de recurso económico para comprar la comida.

OTRAS NOTICIAS DE TAMAULIPAS… DALE CLICK.

La inseguridad alimentaria no sólo está relacionada con la cantidad de alimentos, sino la calidad, esto quiere decir que las personas que lo sufren tienden a acceder a alimentos poco nutritivos y de mala calidad, lo que deriva en que las personas sufran malnutrición u obesidad.

Los municipios con el mayor número de personas en pobreza alimentaria son Matamoros (95,556), Reynosa (84,307), Nuevo Laredo (59,337), Victoria (56,737), Altamira (56,065), Tampico (40,768), Ciudad Madero (21,844), Río Bravo (19,633), Mante (17,744), Valle Hermoso (10,594), San Fernando (8,601) y González (7,384).

La dualidad de Tamaulipas entre la era digital y la pobreza alimentaria se ha marcado por una brecha anormal: mientras miles de familias sufren por falta de comida, suben los contratos en domicilios particulares para adquirir el servicio de Internet y cable.

En el 2014, la población en pobreza alimentaria era del 19.2%, abarcando un universo de 627 mil 562 tamaulipecos; en la última década se logró bajar esa brecha hasta el 12.4%.

En los últimos 10 años incrementó la cobertura de Internet en los hogares tamaulipecos. Para el 2015 había 44.3% de hogares con el servicio; en una década la cobertura casi se duplicó al ubicarse en el 73.2%.

Los números e informes del INEGI, Coneval y de la Secretaría de Bienestar reflejan que las familias han optado por adquirir los servicios de acceso a Internet y adquirir teléfonos móviles, sin que en esa misma década se lograra hacer un cambio significativo en la pobreza alimentaria.

Por “El Mañana”