Crisis climática: de la sequía a las tormentas

106
Crisis climática: de la sequía a las tormentas

La última lluvia registrada con parámetros históricos en Tamaulipas fue el 3 de noviembre del 2016 con 116 milímetros de lluvia acumulada en la zona sur de Tamaulipas.

El hecho provocó afectaciones históricas que a la fecha se recuerdan. ¿Qué fue lo que ocurrió? Marcelo René García, oceanólogo e investigador dice: “Fue apenas un recordatorio de la naturaleza.

Entonces nos dijo que algo estaba mal y no supimos leerlo a tiempo”. A partir de ese momento, el estado de Tamaulipas se sumergió en un proceso que a la larga sumó ocho años de estiaje.

Las afectaciones más severas fueron en el caso del sur, en 2024 cuando el sistema lagunario se desecó completamente.

OTRAS NOTICIAS DE TAMAULIPAS… DALE CLICK.

En la zona fronteriza fue entre 2022 y 2023 cuando tocaron fondo y en el centro en 2023, cuando estuvieron a punto de agotar sus reservas de agua, teniendo que aplicar un sistema de tandeo que perdura hasta la fecha para el abasto urbano. Además, el agua para riego durante el 2023 prácticamente se acabó, por lo que no hubo autorización para el uso agrícola.

“El cambio climático se manifiesta así: En el Pacifico las lluvias en estos años fueron atípicas y copiosas, mientras la región comenzó a mostrar periodos más cortos de lluvia hasta hacerse imperceptibles”. Las afectaciones se traducen en millones de pesos en perdidas económicas en el campo, la industria y en cada hogar tamaulipeco que enfrenta las repercusiones que trae consigo.

En un claro ejemplo del costo que tiene un evento climático relacionado con los cambios de temperatura son los huracanes y su aumento de intensidad. En 2013, el Huracán Manuel e Ingrid representaron pérdidas económicas por el orden de los 3 mil 087 millones de dólares para el país, mientas que Alex fue por el orden de los mil 388 millones de pesos.

OTRAS NOTICIAS DE REYNOSA… DALE CLICK.

“De hecho los modelos predictivos ya no son tan exactos por que las variables se comportan de manera errática (ejemplo palpable la predicción de lluvias) aunado a tratar de inducir cómo es que los bombardeos de nubes etc modifican los procesos naturales”, explicó René García.

UN NIÑO Y UNA NIÑA LOS CULPABLES

El oceanólogo explica que el comportamiento atípico del clima está relacionado con el fenómeno del Niño y la Niña, así como el periodo ENSO Neutral. En los últimos años el Niño alargó su periodo y causó la sequía en Tamaulipas.

El fenómeno se estaciono más de lo pronosticado y las consecuencias fueron un largo periodo (años) sin lluvias importantes en Tamaulipas. Actualmente, de acuerdo con el diagnóstico de la Comisión Nacional del Agua el fenómeno de El Niño Oscilación Sur (ENOS) finalizó.

“La fase El Niño ha finalizado, condiciones de ENSO-Neutral están presentes. Se prevé que la Niña se desarrolle durante julio-septiembre (65% de probabilidad) y persista en el hemisferio norte durante el invierno 2024-2025 (85% de probabilidad para noviembre 2024-enero 2025)”.

OTRAS NOTICIAS DE MÉXICO… DALE CLICK.

A diferencia del Niño, La Niña trae en consecuencia temporadas con lluvias atípicas y fuera de parámetros regulares. Alejandro Jaramillo Moreno, investigador del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático (ICAyCC) de la UNAM , explicó que cuando inicia un fenómeno de La Niña “las aguas en la región tropical del océano Pacífico se enfrían y la circulación del aire en la atmósfera también cambia”, por ello sus efectos son “opuestos” a los de El Niño. Estos eventos se presentan aproximadamente cada dos o siete años.

HISTÓRICAMENTE, SE TIENEN CICLOS DE UNO Y DE OTRA.

El periodo de actividad de un evento es aproximadamente de un año. Comienza más o menos en la primavera y termina en la misma temporada del año Los datos del centro de investigación universitario revelan que se acumularon 3 años de La Niña y luego se produjo el fenómeno de El Niño Las aguas del pacifico se calentaron y los patrones de circulación atmosférica cambiaron alrededor del planeta.

CALENTAMIENTO GLOBAL DEL TERRITORIO Y EL MAR

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), informó que en los últimos 50 años, las temperaturas promedio en el país han aumentado aproximadamente 0.85°C por arriba de la normal climatológica.

Se espera que entre 2024 y 2039 el promedio de la temperatura anual en el país haya aumentado 1.5°C y 2°C en el norte del territorio (Tamaulipas, Chihuahua, Sonora). En consecuencia, el océano Atlántico y el Golfo de México muestra un comportamiento anormal con la temperatura, se encuentra 4 grados arriba.

“Bastante, generalmente siempre es para el verano 22 grados, ahora se tiene celdas de hasta 26”, dice René García. Y esto, dice que explica el desarrollo de una temporada mucho más activa de la temporada de huracanes en el Golfo de México.

OTRAS NOTICIAS VIRALES… DALE CLICK.

“Y lo puedes ver, que están en este momento , uno detrás del otro. Pasó Alberto, luego se desarrolló otro potencial y vienen dos más en este semana”

OCHO AÑOS DE SEQUÍA

En el Monitor de Sequía de la Comisión Nacional del Agua se puede observar como entre 2018 y 2024 fue modificado el patrón de la temporada de lluvias. El estadístico de la Comisión Nacional del Agua revela que en el mes de junio del 2018, prácticamente el 100 por ciento de Tamaulipas sin rasgos de sequía.

En 2019 (junio), en la región centro se hizo evidente la falta de lluvias y registró en los parámetros como “anormalmente seco” En 2020 (junio), el indicador revela que una combinación de factores ayudo a presentar una mejora y no habia parámetros de sequía. En 2021 (junio) el mapeo comparte la falta de lluvias se extendía entre el sur y centro del estado, cada vez menos zonas favorecidas con precipitaciones en un 60 por ciento.

OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS… DALE CLICK.

En 2022 (junio)las alarmas se encendían y las mediciones aportaban cada vez ausencia de lluvias , un 80 por ciento del territorio afectado. En 2023 (junio), se mantenía la región sur y parte del centro con parámetros de estiaje marcados entre Anormalmente seco y Sequía Severa.

Para 2024( junio), los tonos rojos que se usan para indicar Sequía excepciónal reflejaban la realidad, la suma de años sin lluvias. El conjunto de investigadores del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático a, advierte que a largo plazo habría menos lluvias.

Las olas de calor serán con más frecuencia y en algunos casos se preve que puedan prolongarse por periodos de dos o más semanas. Las lluvias , aunque en periodos de mejor duración serán intensas y copiosas, sobre la media regular en cada región de Tamaulipas.

Por José Luis Rdz. Castro