Covid sigue cobrando vidas
Fernanda Treviño Mendoza chica

El Coronavirus sigue cobrando vidas, más de un año ha pasado desde que inició la pandemia en China, creo que los países de occidente perdimos mucho tiempo observando de lejos lo que pasa en ese país oriental, creyendo tal vez que no llegaría nunca.

No hay gobierno que pudiera haber evitado la propagación del virus, con la conexión que tenemos diariamente el mundo con el mundo, la globalización de la economía, el crecimiento de las empresas transnacionales y mundiales que trasladan a sus empleados y directivos alrededor del planeta, en cuestión de horas cruzamos de un continente a otro tomando un vuelo.

Si los países más avanzados científica y económicamente no detuvieron la propagación de la enfermedad, ¿cómo podrían haberlo hecho países como o el nuestro?, nosotros, que la gran mayoría se queja de la situación, pero no hacemos nada para mejorarla, estamos acostumbrados a no seguir las reglas de nada, esas reglas son necesarias para vivir mejor y para el sano desarrollo de la sociedad, nos pasamos los días, los meses y hasta la vida, culpando siempre a alguien, en este caso al gobierno de López Obrador, que si no sabe nada, que si no tiene visión, que si nos está hundiendo, lo cierto es que él, es un hombre soñador que quiere cambiar un país entero, un país que no quiere que lo cambien!.

Un país donde su propia gente no deja de ser corrupta en el diario vivir, sin importar el nivel económico, cada uno comete a diario un acto de corrupción, un acto que afecta al mismo individuo y por consiguiente a su familia, desde que te pasas un alto o te vuelas la luz amarilla o hasta la roja!, quieres llegar primero a recibir un servicio o hacer una compra y no quieres hacer la fila que los demás si están haciendo, y no la están esperando por tontos, y tú, sí bien listo, te quieres meter enfrente de alguien que ya lleva tiempo esperando, que se levantó temprano, que se esforzó por llegar a tiempo, lo vimos y lo vemos en la aplicación de las vacunas contra el Covid-19, hay un orden, hay unas reglas establecidas por la Secretaría de Salud para darnos un mejor servicio y un mejor trato, es por orden alfabético de acuerdo a tu primer apellido, y ves a las personas que no les toca ese día llegar por cientos, generando el desorden, ¡que tristeza!, queremos un país que resurja, que sea económicamente fuerte, que crezca, que haya progreso, y te levantas tarde, llegas tarde a tu trabajo y si no te agrada el trato, lo dejas sin decir agua va, simplemente ya no vas, después consigues otro y haces lo mismo, buscas mejorar tu economía con la ayuda del gobierno, desde ahí ya estamos mal.

El país no cambia, el que debe cambiar es el individuo, el mexicano. ¿A que le tiras cuando sueñas mexicano?.