Columna Camina Conmigo

109
Columna Camina Conmigo

El amor es una mierda

Dejen les presumo, salió mi primer libro del año, o sea, ya tengo varios escritos desde hace años, con varias editoriales, pero desde hace seis años tengo mi propia editorial, y pues ahora he escrito mucho más que antes.

Pues ya llegó y ya está aquí, un libro que lo trabajé por algún tiempo y el año 2019 fue un año de arduo trabajo para poder publicarlo antes de acabar el año y que llegará a las filas de México entrando el año y así fue como pasó, el día 6 de enero, yo ya tenía mi libro en la mano “El amor es una mierda”, un libro que es una belleza.

No hablo del amor como si fuera color rosa, sino de aquello que olvidamos del amor, esa parte que no soportamos y que sin lugar a dudas nos encanta, esa parte que odiamos del otro, pero nos encanta lamer, oler y hasta comer. Eso es la mierda del amor, que cuando uno ama al otro, entonces se desprende de todo el egoísmo que irradia y se vuelve la libertad hacia el otro, y sí, el amor, el que sea, storgé (familia); filial (amigos y familia); Eros (que no manta, ludus o pragma); el ágape (todo ser vivo) y no olvidemos el amor propio que es muy importante, entonces veremos que es completamente increíble, y sí, también una mierda.

Porque de eso se trata el libro de desnudar tus prejuicios, tus limitaciones y pobrezas sobre lo que es y no es el amor y darnos cuenta que tan mal amamos porque no aceptamos la mierda del otro, pero sí exigimos que acepten la nuestra, y hasta exigimos que lo hagan porque creemos que merecemos todo nosotros.

El libro se divide en una introducción; ocho capítulos y una bibliografía haciendo de éste 133 páginas, no es denso, es hasta divertido y sí, algunas veces querrás mentarme la madre, pero otras, te hará reflexionar sobre las cuestiones que tienes sobre lo que piensas del amor, y te darás cuenta que sí, efectivamente “El amor es una mierda”.

Vivimos sumergidos en un mundo en donde el amor es más un souvenir que una decisión; acabamos pensando que el amor es de mostrador, que se puede presumir como si fuera un accesorio y que está a la compra-venta, y decimos: ¡Qué bonita pareja! ¡Qué lindos se ven! ¡Qué buena familia forman! ¡Qué buena amistad tienen! ¡Eso es amar el mundo! Etcétera. Aunque ellos sepan que en lo privado es una pesadilla, un infierno o por lo menos algo que debo fingir para los demás, pues estar junto al otro es abominable y/o repugnante.

Es probable que el amor de pareja tenga que ver con eros, que extrañamente quiere decir “agridulce”, y si conocemos la mitología, sabremos que eros pide a su pareja “tener todo escondido, a la sombra”, así, socialmente, todo está bien.

Y es que cuando hablamos de amor, pensamos en pareja, pero el amor es más extenso, y más comprometido y sí, es una mierda, descúbrelo en mi nuevo libro, te invito a que lo leas, está de venta en Canah Un lugar de esperanza.

Así que camina conmigo, no importa, aprenderemos que el amor es una mierda, pero nos encanta.