“Alberto” deja estragos en Nuevo León

85

Las intensas lluvias provocadas por Alberto, dejó en Nuevo León un total de cuatro personas fallecidas y 23 lesionadas, además de decenas de casas inundadas, comunidades incomunicadas y con infraestructura dañada, parálisis económica y saturación de canales pluviales, arroyos y los principales afluentes de la entidad, entre ellos el río Santa Catarina, que cruza la Zona Metropolitana de Monterrey.

La secretaria estatal de Salud, Alma Rosa Marroquín, informó que durante el paso del fenómeno meteorológico se atendieron 78 incidentes “con 23 personas lesionadas; se realizaron 25 traslados, se atendieron 267 personas que requerían su traslado a un albergue. También se apoyó a 104 personas que requerían salir de la situación en la que se encontraban, ya sea por un vehículo varado o que se encontraban en una situación en una casa en riesgo. También se les brindó atención médica en sitio a 72 personas”, explicó.

Por su parte, la Dirección de Protección Civil estatal reportó el fallecimiento de una cuarta persona quesufrió una descarga eléctrica en una vivienda del municipio de El Carmen.

La víctima del sexo masculino reparaba el medidor de luz del inmueble cuando sufrió una descarga eléctrica, mientras llovía. El deceso fue confirmado por Marroquín, quien en conferencia de prensa lamentó “las desafortunadas cuatro defunciones de las cuales ustedes ya tienen conocimiento”.

El miércoles, durante el primer día de afectaciones por Alberto, tres menores perdieron la vida, uno por ahogamiento en el río La Silla, en Monterrey, y dos electrocutados en el municipio de Allende.

De acuerdo con la Dirección de Protección Civil estatal, las precipitaciones registradas durante miércoles y jueves provocaron inundaciones en municipios del Área Metropolitana de Monterrey y la zona sur del estado como Santiago, Allende y Linares, entre otros.

OTRAS NOTICIAS DE POLICíA… DALE CLICK.

En la capital del estado, los cierres por vialidades anegadas se mantuvieron y la fuerza de la corriente del río Santa Catarina provocó que un carril de la avenida Constitución, una de las más importantes de la capital regia que corre en una de las márgenes del afluente, presentara un desgajamiento.

En Santiago, el presidente municipal David de la Peña expresó que comunidades como Potrero Redondo, Laguna de Sánchez, La Peñita, La Camotera, San Isidro, San Juan y El Venadito presentan severas afectaciones y se encuentras incomunicadas, pues sus vías de comunicación fueron afectadas por la crecida de ríos.

Aunque se preveía que las actividades laborales y comerciales se reanudaran ayer al mediodía, esto no ocurrió, pues el gobernador Samuel García publicó en el Periódico Oficial del Estado un nuevo acuerdo que ordenó que la suspensión de actividades iniciada a las 10 de la noche del miércoles se extendiera hasta las 6 de la mañana de hoy viernes.

El mandatario advirtió que la extensión de la parálisis económica y laboral se debía a que “quedan muchas horas de lluvia” y adelantó que “viene otro disturbio (climatológico), viene un disturbio atrás de Alberto”.

Este ordenamiento y la prohibición a la circulación de vehículos particulares generaron en Monterrey escenarios de pueblo fantasma, en donde los negocios lucieron con las cortinas abajo y las calles estaban prácticamente vacías, sin autos ni peatones.

Las lluvias generadas por el fenómeno meteorológico permitieron que la presa La Boca, ubicada en el municipio de Santiago, al sur de Monterrey, alcanzara su máximo nivel de almacenamiento, por lo que sus compuertas debieron ser abiertas para dar paso a la salida de los excedentes.

Por “Milenio”