Décadas después de la revolución sexual que permitió hablar de placer íntimo con los amigos, incluso con la familia y, extraordinariamente, en medios públicos, hoy ya hemos normalizado las visitas a las tiendas eróticas en busca de propuestas estimulantes.


Desde diversual.com, tienda líder en venta de juguetería erótica en España, destacan la buena acogida de este tipo de productos y señalan cuáles son los favoritos de los compradores.
Sin duda, los succionadores de clítoris, con el famosísimo Satisfyer en el top, son estrellas y no solo en las conversaciones entre amigas. Además, cada vez se piden más juguetes vibradores que se manejan vía app con el móvil, incluso en la distancia… y no es de extrañar en tiempos de restricciones, confinamientos y distancias obligadas.

Déjate llevar por el autocontrol

Los juguetes eróticos controlados por app no solo se han pensado para parejas. Para jugar en solitario, además de los clásicos vibradores, encontramos masturbadores, bolas chinas, juguetes tipo pinza o succionadores que ofrecen unas prestaciones extraordinarias gracias a la tecnología de control por app.

Muy satisfechas

La incorporación de tecnología de control por aplicación a los succionadores de clítoris Satisfyer ha supuesto un salto de funcionalidades sensacional para el célebre juguete. La aplicación Satisfyer Connect permite guardar patrones de vibración para volver a utilizarlos en otro momento, usar los compartidos por otros usuarios, hacer vibrar tu juguete al ritmo de la música que esté sonando o incluso la de tu lista preferida de Spotify.

Cenamos con el móvil

Según Rosa Navarro, sexóloga de Diversual, “durante la pandemia son muchas las parejas que han tenido que mantener su relación a distancia, y los juguetes controlados por una app les han facilitado mantener cierta cercanía y conexión sexual, a pesar de la separación física”, apunta la experta en salud sexual.

“Indudablemente el confinamiento ha ayudado a potenciar el uso de juguetes eróticos controlados por app entre las parejas, sin embargo, los usuarios cada vez buscan complementos sexuales más sofisticados, y esto ya se podía ver mucho antes de la pandemia.”, explica Fernando Martínez, responsable de marketing de la tienda erótica Diversual.

Y es que no solo se usan para compensar la distancia física. Desde Diversual aportan algunas ideas de disfrute: “salir a cenar con un huevo vibrador puesto y que tu pareja pueda controlarlo desde su móvil de forma discreta, esperar a tu pareja en casa mientras desde su dispositivo controla tu estimulación, recibir la estimulación del juguete mientras os dedicáis a otros placeres… ¡La imaginación no tiene límites!”

muchos juguetes eróticos

La democratización del placer digital

Además de los famosos succionadores, otros juguetes eróticos también se han reinventado digitalmente y hoy disponemos de un amplio rango de opciones, desde desde marcas como Lovense o We-vibe, con productos orientados al mercado de lujo, hasta numerosos juguetes con app que se pueden adquirir por poco menos de 30 €.

El funcionamiento de este tipo de juguetes se realiza mediante una sencilla conexión: el vibrador se sincroniza a través de bluetooth a un Smartphone que debe tener la app correspondiente instalada. Desde ese momento, el juguete puede ser manejado a través de esa app o dar acceso a su control a otra persona que tenga la haya descargado.