Van 13 candidatos asesinados... y los que faltan

Gisela Gaytán, candidata de Morena a la alcaldía de Celaya (Guanajuato), ha sido asesinada a tiros ayer lunes 1 de abril. La agresión a la política ha tenido lugar durante un acto de campaña en plena calle.

El crimen ha sido en San Miguel Octopan, una comunidad que se ha visto especialmente afectada por la delincuencia organizada en los últimos años, justo después de que ella presentara su estrategia de seguridad.

En un video compartido en redes sociales, de seis segundos de duración, se observa el mitín de Gaytán y sus simpatizantes, que portan banderas del partido. En un primer momento se oyen los gritos de apoyo: “¡Morena, Morena!”. Segundos después suenan siete detonaciones de arma de fuego. La siguiente imagen muestra ya a los congregados correr despavoridos. El periódico Milenio ha informado de que hay además otras dos personas heridas.

OTRAS NOTICIAS DE MÉXICO… DALE CLICK.

En la mañana, la candidata había sido preguntada sobre si pensaba llevar seguridad durante sus actos de prensa y mítines: “Se ha pedido ya la asistencia por medio del jurídico estatal en el partido. Estamos viendo ese tema para ver cómo se resuelve.

La ciudadanía está con nosotros, nos cuida, pero claro que vamos a tener protocolos de seguridad, mismos que ya están viendo en el jurídico del partido, con el INE. Vamos a ver si hoy nos tienen alguna respuesta”. La candidata ha agradecido a la Secretaría de Seguridad Ciudadana que la “cuidara” este mismo lunes en el mercado Morelos, donde había estado visitando a los comerciantes.

El domingo, un día antes de ser asesinada, había publicado un video en el que aseguraba: “Los celayenses nos sentimos sobrevivientes. Junto contigo quiero que seamos el cambio de nuestro presente, con la mirada puesta en el futuro, que juntos encontremos el valor para enfrentar el miedo, reinventar las cosas y transformar a nuestra ciudad”. El eslogan de campaña terminaba: “Si nuestro día a día es difícil, ¿a qué estamos esperando? Un nuevo capítulo, por todas y todos, unidos, por un futuro mejor”.

Por “El Pais”