Teragnosis, la nueva esperanza para tratar el cáncer

La teragnosis es una propuesta de la medicina nuclear para combatir y diagnosticar el cáncer en pacientes al mismo tiempo, se trata de la utilización de un fármaco para identificar (diagnosticar) y un segundo fármaco administrar la terapia para tratar el tumor principal y cualquier tumor metastásico (que propaga el cáncer) al mismo tiempo, y sus resultados son alentadores para algunos expertos.

El concepto es una propuesta de la medicina nuclear y proviene de la composición de las partes “tera”, de “terapia”, y “gnosis”, procedente de la palabra “diagnóstico”; es decir, propone diagnosticar mientras se comienza a tratar. Dicho procedimiento ya se usaba en el cáncer de tiroides, y ahora se está ajustando para otro tipo de partículas cancerígenas.

El procedimiento de la teragnosis consiste en inyectar un fármaco radiactivo en el torrente sanguíneo del paciente a todos los órganos y tejidos del cuerpo.

Al actuar, éste ilumina las células cancerígenas, de modo que se pueda diagnosticar de forma mucho más eficiente, apunta la fuente. El País de España recoge que la estrategia médica logra aumentar en un 35 por ciento la supervivencia de los pacientes con un un tumor malicioso, y está teniendo grandes resultados en cuanto a los hombres que sufren cáncer de próstata.

Éste es un gran paso, ya que el cáncer de próstata es el más común en hombres y es la segunda causa de mortalidad por cáncer en hombres, según la fundación SEOM, Sociedad Española de Oncología Médica.

“Esto no es matar moscas a cañonazos, como otras técnicas. Es ir directamente a la célula tumoral y destruirla ‘in situ”, recoge El País del médico José Luis Carreras.

“Esto no es el futuro, es el presente. Es radioterapia molecular de precisión y personalizada. No es matar moscas a cañonazos, como otras técnicas. Es ir directamente a la célula tumoral, meterle radiación y destruirla in situ sin afectar a los tejidos sanos circundantes”, añora el médico.

Carreras señala que la efectividad de este proceso de medicina nuclear ataca el cáncer con la misma radiación de entre uno y dos milímetros que emite el medicamento; espera que con el tiempo puedan existir más moléculas para los tipos específicos de cáncer, de modo que también se puedan tratar con esta técnica.