Tendrán playas misma capacidad

TAMAULIPAS.- Para las vacaciones de verano que inician en una semana más, no se solicitará ampliación de aforos en las playas de Tamaulipas, aseguró el Secretario de Turismo, quien estimó una visita de 1.5 millones de turistas a la entidad.

“No estamos solicitando un incremento en el número de visitantes permitidos en cada una de las playas, nos quedamos con el mismo número que tuvimos en Semana Santa y que seguimos utilizando como aforo máximo permitido”, dijo Fernando Olivera Rocha.

En el caso de las vacaciones de verano, el periodo de asueto es mayor a las dos semanas que se tuvieron en Semana Santa, por lo que dijo, sería suficiente el aforo que actualmente se mantiene.

El funcionario comentó que, debido a las restricciones en los cruces de los puentes internacionales, además de las alertas emitidas desde Estados Unidos para restringir los viajes a la entidad, por lo hechos violentos registrados en semanas previas, el turismo extranjero podría mermarse un poco.

“En este momento, de todos modos, con los puentes cerrados, hemos visto poca visita, está en el orden del 5 al 7 por ciento de turistas extranjeros en el norte del estado, especialmente a la playa Bagdad, esperemos que sea solo coyuntural y para, entrado el verano, tener más turistas extranjeros”.

En la playa Bagdad en Matamoros, el aforo máximo es de 10 mil visitantes por día, en La Pesca en Soto La Marina, se permiten 4 mil 500 visitantes; 3 mil 900 en Barra del Tordo en Aldama; mientras que, en el sur, 3 mil personas al día en playa Tesoro en Altamira y 20 mil para la playa Miramar en Ciudad Madero.

Olivera Rocha comentó que la reservación a las playas a través de la aplicación es una medida que se mantendrá, además de las demás medidas como los grupos máximos de seis personas, uso de cubrebocas, sanitizantes.

Además de mantenerse la prohibición del ingreso a las mismas con bebidas alcohólicas, ni tampoco asadores, que provoquen reuniones en conjunto en un mismo lugar.

El titular de Turismo apuntó que de igual manera como se propuso para la Semana Santa, se dispondrá de un dispositivo de personal para apoyar en los ingresos a las playas y la vigilancia de respeto de las medidas sanitarias dispuestas en todo momento.

Para el periodo vacacional de verano, la estimación es recibir 1.5 millones de visitantes a partir de la medición que se haga del viernes 9 de julio a la penúltima semana de agosto.

Explicó que los fines de semana, han tenido resultados positivos en los destinos de playa especialmente, pero también en aquellos de naturaleza, reportando una ocupación hotelera promedio del 51 por ciento en mayo y con un porcentaje similar en junio, estimando un porcentaje del 60 por ciento para julio y agosto.