Enormes telarañas de hasta un kilómetro de largo cubren los árboles, cercas y pastizales, en la costa de un lago ubicado en Longford, Victoria, en Australia, una zona que recientemente fue afectada por las inundaciones y fuertes lluvias.

De acuerdo con el medio BBC, las telarañas fueron creadas por miles de arañas de color rojo y negro, las cuales formaron una especie de velo, como parte de una táctica de supervivencia conocida como “inflar”, en la que arrojan seda para trepar a terrenos más altos, según expertos.

El doctor Ken Walker, curador senior de insectos de los Museos Victoria, dijo que era probable que millones de arañas hubieran arrojado hebras a los árboles circundantes.

“Las arañas que viven en el suelo necesitan despegar del suelo muy rápidamente. La seda sube y se engancha en la vegetación y pueden escapar”, dijo al periódico The Age.

Sin embargo, los habitantes de la zona no consideran el fenómeno como algo terrorífico, sino como “una belleza de la naturaleza”. “No daba miedo, era hermoso. Todo estaba envuelto en esta hermosa telaraña de gasa, por todos los árboles y cercas”, dijo Carolyn Crossley, una concejal de la zona a la BBC.

Otra residente local, Amanda Traeger, le dijo a la BBC que su familia inicialmente había confundido las redes con velos a lo largo de la carretera. “Lo he visto antes, pero nunca habían sido tan grandes. Fue absolutamente impresionante”, dijo.

La semana pasada se registraron fuertes lluvias y vientos en gran parte de Victoria, causando inundaciones repentinas y daños generalizados, lo que fue descrito por la s autoridades como una catástrofe.

Con información de Milenio