Crepuscular ambrosía

Hubiese preñado
cada suspiro para no olvidarte
libando desde mi hálito tus heridas
avanzar dos pasos
y tomar tu gélido torso
ausente de mis pasiones
crucificando tu conciencia
en estos días de asueto.

Hubiese zurcido
tu piel a pedazos,
hiriendo con mi terneza
mil veces en una hora
tu pecho lastimado,
hubiese llegado a tu canto,
con mi fervor derramado.

Hubiése amado tanto
el perdón de tus pecados
si tan solo me hubieras besado
en la lucidez de tus anhelos.

Juany Hernandez
Mariposa Negra 🦋
Derechos reservados de Autor.
Cd. Reynosa Tamaulipas, Mexico.

S U E Ñ O S