Por Fernanda Treviño

REYNOSA, Tamps.- Diferentes papeles se juegan en esta vida, pero más allá de todo cargo y rol social; las personas siguen siendo de carne y hueso.

Tal es el caso de Ernesto Robinson Terán actual diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien revela en entrevista exclusiva para PRIMERA VUELTA, el lado humano y aspectos de su carrera que pocos conocen.

Nacido reynosense, licenciado en economía de profesión, asegura que es ‘Neto’ para los amigos. Creció en una familia que “siempre se dedicó al servicio público, en temas sociales y de participación con la comunidad; ante necesidades y apoyo humanitario.

“El servicio público es algo que viví y aprendí en casa. Puedo decir mis padres de inicios de los 70’s trabajaron en el servicio. Mi padre y madre siempre estuvieron junto en ello”, afirma Ernesto.

Relató que sus progenitores visitaban siempre a mucha gente connotada de la ciudad y la región, el tendría alrededor de unos 16 o 17 años.

Le tocó conversar con hombres de negocios, emprendedores, pero también conoció a los líderes naturales, los líderes de barrios y colonias; en eso le llegó su despertar político, hace ya casi 30 años.

“Desde ahí tuve el privilegio de platicar con muchas personas, nos reíamos mucho,  contaban muchas anécdotas, los problemas de las colonias, le platicaban a mi padre lo que urgía; sobre todo las mujeres, pues son ellas quienes han estado buscando mejorar el entorno desde hace mucho tiempo”, apunta.

Desde esos momento se involucró más en el partido, a la lado de su padre. Tanto en el trabajo al interior y en campañas políticas.

“Nosotros íbamos con los jóvenes, estuve como cualquier chico en el Frente Juvenil Revolucionario, en varias campañas, entre ellas unas de nivel federal”, señala el entrevistado.

Neto recuerda la campaña de diputado local que inició su padre, la vivió toda. “Eran muy diferentes esas campañas a las de ahora, estamos hablando de hace tres décadas”, dice.

Reseña que incursionó de verdad en el servicio público en el año de 1993, como secretario particular del delegado de Caminos y Puentes Federales.

Estuvo en eso un año, y después lo enviaron como administrador del Puente Internacional ubicado en Matamoros. Para el 1995 lo envían de vuelta, ya como jefe del Puente Internacional en Reynosa.

“Posteriormente me invitaron como Subdelegado regional de Operaciones, fue en julio del 1995. Es decir yo ya era jefe de todos los puentes desde Matamoros hasta Chihuahua, ahí estuve por espacio de cuatro años”, afirmó.

Ya en 1999 se hicieron unas modificaciones en Caminos y Puentes Federales a nivel nacional, con los ocho subdelegados regionales de operaciones en todo el país. A Neto lo invitaron a trabajar en el estado de Oaxaca, pero el decide quedarse en Reynosa y pide licencia.

“En aquel tiempo creí que no era mi área de influencia irme para allá. Me quedé aquí y me invitan a colaborar en el municipio, como Secretario Técnico del municipio con Humberto Valdez Richaud como alcalde. “Yo tenía 30 años.”, comentó.

A los cinco meses, lo nombraron Secretario Particular del municipio, después fue Secretario de Desarrollo Social por primera vez, en el 2001.

Señala que sale de la administración y se dedica a unos negocios familiares, a la par del periodo legislativo de su madre quien fue diputada local del 2002 al 2004.

Para el 2004, expone, “recibí una llamada, me consideraron para colaborar con la administración de Gobierno del Estado, me fui al ITAVU hasta el 2005”.

Entonces, inició el programa del Seguro Popular, y recibió la invitación para coordinarlo. Estuvo ahí de 2 años, atendiendo desde la ciudad de Río Bravo hasta Camargo. Cuando surge la campaña política de Everardo Villarreal Salinas, pide licencia y se va a coordinar esa contienda. Después regresó al Seguro Popular.

Everardo Villarreal Salinas lo incorpora como Secretario de Desarrollo Social, donde estuvo en el cargo del 2011 a febrero del 2013. Pues en ese momento su partido lo elige precandidato a la diputación local, de la cual salió vencedor, y hasta hoy cumple como diputado por el PRI.

Comenta que se siente agradecido y orgulloso por todo el trabajo que ha podido realizar gracias a la gente, indicó que ha tenido muchas satisfacciones en poner asistir a la gente de la región.

“Nosotros hacemos las solicitudes en diferentes lugares, tocamos puertas para lograr con la gente necesita. Los recursos lo usamos con la gente, incluso, muchas ocasiones he puesto de mi salario para solucionarlo y lo hacemos con mucho gusto”, declaró.

Ernesto Robinson Terán trabaja gestionando las peticiones que hace la población, lo que para él significa un compromiso real ante la sociedad. Sobre ello, afirma que es algo que disfruta y al cual le gusta entrarle.

neto xh