Se recupera Papa Francisco de exitosa cirugía intestinal

Ciudad del Vaticano, Roma.— El papa Francisco, de 84 años, fue operado ayer con éxito de un problema de colon en el hospital Policlínico Gemelli de Roma, donde fue ingresado por la tarde, informó el Vaticano.

“El Santo Padre ha reaccionado bien a la intervención realizada bajo anestesia general”, aseguró el portavoz vaticano, Matteo Bruni, en un comunicado divulgado por la Santa Sede.

La cirugía, que había sido programada “para una estenosis diverticular del sigma”, fue realizada por el doctor Sergio Alfieri sin que por el momento se hayan facilitado más detalles, como la duración de la misma. Tampoco se informó del tiempo que el Pontífice deberá permanecer en observación, aunque medios locales han cifrado en cinco los días que deberá estar hospitalizado según fuentes hospitalarias.

Sólo unas horas antes de la cirugía, la primera a la que se somete desde que fue elegido Papa, Francisco presidió el rezo dominical del Ángelus y anunció a los fieles reunidos en la plaza de San Pedro del Vaticano su próximo viaje a Hungría y Eslovaquia, del 12 al 15 de septiembre.

Poco después de las 15:00 horas locales, Bruni anunció sorpresivamente que el Papa había sido trasladado al Policlínico A. Gemelli de Roma para la cirugía. Sólo lo acompañó uno de sus más estrechos colaboradores, por lo que su presencia pasó inadvertida en el centro médico, según fuentes hospitalarias citadas por medios locales. Francisco fue llevado a la planta décima del policlínico universitario, la misma área que en el pasado acogió al papa Juan Pablo II, añadieron las fuentes.

El presidente italiano, Sergio Mattarella, fue el primero en enviar un mensaje al papa Francisco con “el afectuoso pensamiento de todos los italianos (…) junto con los más cordiales deseos de buena recuperación y aún mejor y pronta curación”.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, usó su cuenta de Twitter para desear al papa Francisco una “pronta recuperación”.

Según expertos en el aparato digestivo, el objetivo de este tipo de cirugía es reducir los problemas causados por los divertículos, que son pequeñas hernias en la pared del colon con un amplio espectro de manifestaciones clínicas incluyendo hemorragia, inflamación (diverticulitis) o las complicaciones asociadas a la misma (obstrucción o perforación). La enfermedad diverticular de colon es muy común en la sociedad occidental y afecta casi a 65% de la población a los 85 años de edad, según las mismas fuentes.

En los últimos tiempos, el papa Francisco ha sufrido varios ataques de ciática que lo han obligado a posponer algunos actos.

Él contó además que en 1957, cuando era un seminarista de 21 años, fue operado para extirparle el lóbulo superior del pulmón derecho en el que le habían detectado tres quistes; también sufrió una cirugía de vesícula cuando ya era superior provincial de los jesuitas. Refirió además un problema cardíaco en 2004 y contó que siendo ya Papa le diagnosticaron hígado graso, que superó con una dieta especial. Francisco sufre de una estrechez en el espacio intervertebral entre la cuarta y la quinta vértebra lumbar, y entre ésta y el sacro, y que padece de pie plano, por lo que camina con dificultad. En un libro de entrevistas en 2019, el periodista argentino Nelson Castro le preguntó al Papa si le tenía miedo a la muerte. “No, en absoluto”, respondió.

POR AGENCIAS