Uno de los días más importantes para cualquier adolescente, por lo menos en América Latina es la celebración de sus quince años, en donde pueden lucir como una princesa en una gran fiesta en compañía de la familia.

Para la argentina Valentina Gutiérrez no fue la excepción, sus padres fueron los encargados de preparar una gran e inolvidable fiesta a donde convocaron a familia y amistades cercanas. 

Pero ella, la única petición que tuvo para sus invitados fue que si le iban a llevar algún obsequio, que este fuera un kilo de alguna alimento no perecedero, esto con el fin de donarlo entre los comedores público y personas necesitadas de la ciudad Diamante, de donde es originaria.

Su generosidad conmovió no solo a los participantes del evento, sino a todos en internet ya que este inusual detalle se volvió viral inmediatamente. 

La sorpresa de Valentina, fue cuando sus invitados llegaron con más de un kilo de diferentes alimentos, por lo que recaudó mucho más de lo que ella esperaba.

El donativo lo realizó a desayunadores públicos que atienden a niños de bajos recursos. 

Por su parte la Secretaría de Políticas Sociales de Diamante, Argentina, nombraron a Valentina como ciudadana ejemplar, ganándo el respeto de todos, convirtiéndose en un buen ejemplo para otras personas.