Porqué usar mascarilla si las vacunas son efectivas

Los expertos en salud coinciden en que las vacunas contra el COVID-19 demostraron ser extremadamente efectivas contra el virus, incluida la variante Delta, altamente contagiosa.

Esas protecciones se destacan ante el porcentaje de personas que ahora dan positivo por el coronavirus en el condado de Los Ángeles, donde se informaron más de 10.000 nuevos casos en la última semana. En un aumento alarmante de episodios, el 99% de las nuevas infecciones involucran a quienes no han sido vacunados.

Ahora, a raíz del alza en la transmisión, los funcionarios locales vuelven a exigir no solo a los no vacunados, sino también a los que sí lo están, el uso de mascarilla en espacios públicos cerrados. ¿Por qué?

Todas las personas internadas por COVID-19 en los hospitales públicos del condado de L.A. no han sido totalmente vacunados

El enorme sistema de hospitales públicos del condado de Los Ángeles no ha internado a nadie por COVID-19 que estuviera completamente vacunado, afirmó la directora de Servicios de Salud, Dra. Christina Ghaly.

“No se ha internado por COVID a ningún paciente que esté completamente vacunado, ya sea con J&J, Pfizer o Moderna”, remarcó Ghaly a la Junta de Supervisores del condado la semana pasada.

El sistema de hospitales públicos del condado de Los Ángeles tiene un amplio alcance y atiende principalmente a gente vulnerable al COVID-19. Hay cuatro hospitales administrados por el condado. Dichas hospitalizaciones podrían mitigarse con las vacunas, afirman los expertos en salud. “Son extraordinariamente efectivas (incluso contra la variante Delta)”, tuiteó la Dra. Mónica Gandhi, experta en enfermedades infecciosas de UC San Francisco.

Entre el 7 de diciembre y el 7 de junio, las personas no vacunadas en el condado de Los Ángeles representaron el 99.6% de los casos de coronavirus de la región, el 98.7% de las hospitalizaciones por COVID-19 y el 99.8% de los decesos.

El condado de San Diego informó cifras similares.

El 99.8% de las muertes por COVID en el condado de L.A. ocurrieron entre personas no vacunadas

Los residentes que no están vacunados o lo están parcialmente representan el 99.1% de los casos de coronavirus, el 99.88% de las hospitalizaciones por COVID-19 y el 99.8% de las muertes.

En el condado de Los Ángeles, alrededor de 4.67 millones de residentes han sido completamente vacunados.

De ellos, el 0.06% dio positivo posteriormente; el 0.004% fueron hospitalizados por COVID-19 y el 0.0004% falleció.

De las personas completamente vacunadas en el condado de L.A. el 0.06% posteriormente dio positivo por el virus

Entre los casos de coronavirus del condado de Los Ángeles que se analizaron más a fondo para identificar su cepa en junio, solo un pequeño porcentaje se encontraba entre personas completamente vacunadas.

Los funcionarios indicaron que el 89% de los casos de la variante Delta identificados en junio se dieron entre individuos que no estaban totalmente inmunizados.

Las vacunas son tan efectivas contra la variante Delta como otras cepas

Los resultados fueron similares con la variante Alpha: el 91% de los casos identificados se produjeron entre personas que no estaban completamente vacunadas.

Los datos de Gran Bretaña citados por el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de EE.UU, señalan que el ciclo de dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech es 96% efectivo para prevenir la hospitalización por COVID-19, 88% efectivo para prevenir una infección sintomática y un 79% de eficacia en la prevención de infecciones confirmadas por laboratorio. Los expertos creen que la vacuna Moderna, debido a que se basa en la misma tecnología que la de Pfizer, es igualmente eficaz.

Fauci también expresó su confianza en la efectividad de la vacuna de Johnson & Johnson, que emplea una tecnología similar a la utilizada por AstraZeneca -un 92% efectiva contra la hospitalización y 60% contra síntomas o infecciones confirmadas por laboratorio-.

Detallados estudios de otros países apuntan a una alta efectividad contra Delta

Noticias dispersas ocasionalmente plantearon preguntas sobre si las vacunas eran menos efectivas contra la variante Delta, incluida una de Israel que sugiere que la efectividad de las vacunas disponibles allí para proteger contra enfermedades sintomáticas se había reducido al 64%, aunque mantuvieron una eficacia del 93% en la prevención de la hospitalización.

Los diferentes resultados del informe israelí pueden deberse a distintas metodologías, como probar rigurosamente a las personas vacunadas para detectar una infección por coronavirus aunque no presentaran síntomas, mientras que otros estudios podrían evaluar solo a aquellos que están visiblemente enfermos, señaló el epidemiólogo de UCLA y experto en condiciones infecciosas Dr. Robert Kim-Farley. “La conclusión, sin embargo, es que todos estos estudios siguen mostrando una muy buena eficacia contra las enfermedades graves y la muerte”, destacó Kim-Farley. “Las vacunas continúan haciendo lo que más necesitamos”.

Además, el informe israelí revisó solo a 300 pacientes, y los estudios pequeños pueden ser inexactos, añadió Mónica Gandhi, la experta en enfermedades infecciosas de la UC San Francisco. Los estudios de Gran Bretaña, Canadá y Singapur, que revisaron los registros de muchas más personas, mostraron una efectividad de la vacuna del 80% al 90% contra cualquier infección sintomática y del 93% al 96% contra un cuadro grave.

Los niños menores de 12 años no tienen acceso a las vacunas por ahora, pero es importante que se vacunen todos los adultos a su alrededor, tuiteó Gandhi.

“Lo mejor que podemos hacer por los niños en este momento es vacunar a la mayor cantidad posible de adultos mientras se llevan a cabo ensayos clínicos para niños pequeños, especialmente cualquier persona que les enseñe o que los envíe a la escuela (por ejemplo, maestros/padres)”, escribió Gandhi.

Los niños pequeños ya tienen menos probabilidades de contraer el coronavirus porque poseen muchas menos proteínas llamadas receptores ACE2 en la nariz, a las que el coronavirus necesita acceder para infectar el cuerpo.

¿Cómo se puede proteger a los niños si son demasiado pequeños para vacunarse por ahora?

Los funcionarios del condado de Los Ángeles consideran que hay una necesidad real de actuar en este momento. Aunque las infecciones y los cuadros graves por COVID-19 todavía son solo una fracción de lo que se vio durante el otoño y el invierno pasados, los casos diarios ahora son seis veces más que los registrados el 15 de junio, cuando California retomó sus actividades por completo, y las hospitalizaciones por COVID-19 se duplicaron desde entonces.

En su reapertura del mes pasado, California implementó un sistema de honor en todo el estado: las personas no vacunadas aún debían usar mascarilla en los espacios públicos interiores, a pesar de que las empresas no tenían la obligación de verificar su estado de vacunación.

Entonces, ¿por qué usar mascarilla?

Los funcionarios del condado de Los Ángeles ahora temen que las personas no vacunadas, en lugar de seguir la indicación, hayan dejado de utilizar la mascarilla en los entornos requeridos. Y con el aumento de casos y hospitalizaciones, las autoridades prevén que restablecer el uso de cubierta facial como norma social ayudará a reducir la transmisión.

“No estamos donde deberíamos estar en estos momentos para los millones en riesgo de infección que tenemos en el condado de Los Ángeles. Esperar para poder actuar será demasiado tarde, dado lo que estamos viendo ahora”, enfatizó el Dr. Muntu Davis, oficial del departamento de salud del condado. En esencia, los funcionarios esperan que exigir el uso generalizado de mascarilla en espacios interiores obligará a los no vacunados a hacerlo, lo cual les brindará más protección.

POR LOS ANGELES TIMES