Por Víctor Toledo

NUEVO LAREDO, Tamps.- A modo de crear conciencia entre los jóvenes que se ven atraídos por el poder y la apología del crimen organizado en la zona norte de Tamaulipas, el hijo del capo Pablo Emilio Escobar Gaviria, ofreció conferencias en Nuevo Laredo.

Contó, a su manera, la historia que considera real sobre el camino de su padre por el mundo de las drogas; con lo que espera hará desistir a los chicos de entrar a ese negocio sucio.

Se trata de Sebastián Marroquín, hijo del extinto narcotraficante colombiano, que se ha hecho una extensa fama negativa desde los años 80’s.

Las conferencias se llevaron a cabo en el Centro Cultural Nuevo Laredo, en la propia ciudad fronteriza.

Ahí resaltó a detalle como es vivir a lado de uno de los delincuentes más buscados por las corporaciones antidrogas de todo el mundo.

Señaló a profundidad los peligros latentes de vivir así, y de todo el daño que provoca a las familias de las bandas rivales de los grupos criminales.

“Son las experiencias de vida, al lado de mi padre Pablo Escobar, para invitar a los jóvenes para que no sigan ese camino. Que aprendan las verdaderas historias detrás de lo que significa ingresar a las filas de la violencia y narcotráfico”, aseguró Sebastián Marroquín.

Contó algunas anécdotas que le tocaron vivir de primera mano, con el fin de ser un referente ante la toma de decisiones de los chicos tamaulipecos.

Y subrayó que la mayoría de las series televisivas que se han filmado sobre la supuesta vida de su padre, el exlíder del Cártel de Medellín; no están apegadas a la realidad.

“Mienten al mostrar una idea completamente errónea de como sucedieron los hechos de Pablo Escobar, manejan las cosas a la conveniencia de las autoridades norteamericanas”, apuntó el conferencista.