Por ElCinco

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- Mónica Andrea Roca Pérez está dispuesta a pelear 800 mil dólares en efectivo y la mansión en McAllen, Texas, cuya propietaria real es Adriana González Lozano, aún legalmente casada con el ex gobernador Eugenio Hernández Flores.

Sin derecho a fianza, Roca Pérez permanece detenida en una cárcel de Estados Unidos, acusada de lavado de dinero.

De hecho, la acusación criminal C-17-146, radicada en la Corte del Distrito Sur de Texas, con sede en Corpus Christi, contiene el aviso de confiscación de bienes.

Por ese expediente, donde se le señala de delitos como Transportar, Transmitir y Transferir Instrumentos Monetarios y Fondos que involucran el producto de una actividad ilícita, Roca Pérez fue presentada la semana anterior en la Corte.

Ahí, la señalada como blanqueadora de activos del ex gobernador Eugenio Hernández Flores y de su aún esposa, Adriana González Lozano, se declaró No Culpable.

Con esa estrategia jurídica, Mónica Andrea Roca Pérez tácitamente avisó al juez de la causa que peleará en juicio la mansión de Adriana González Lozano, así como los 800 mil dólares (15 millones 40 mil pesos, al tipo de cambio actual).

La mansión a nombre de Mónica Roca, se ubica en el lote 22, en la Avenida E. Francisca, número 801, del exclusivo residencial Del Lago, en McAllen, Texas.

Roca Pérez fue detenida el 13 de marzo en el aeropuerto de Los Ángeles, California, luego de haber pasado unos días con uno de sus hijos; planeaba abordar un avión hacia Monterrey, Nuevo León.

El ex gobernador Eugenio Hernández Flores cuenta con una orden de detención pendiente de ejecutar, por el Gobierno de Estados Unidos de Norteamérica.

Hernández es acusado de encabezar una red de lavado de dinero que saqueó del erario tamaulipeco.