Los juegos Olímpicos siguen en pie

A pesar de las olas y rebrotes de la pandemia de coronavirus, con más de 1200 contagios por día, Japón sigue con la firme decisión de albergar la máxima justa deportiva en Tokio.

Pasan los días y los Juegos Olímpicos cada vez están más cerca y aunque en estos momentos Japón vive su tercera ola de contagios por COVID19, el primer ministro del país nipón Yoshihide Suga aseguró este lunes que el evento sigue en pie.

Faltan seis meses para que llegué el gran día y Suga aseguró que todo sigue según lo previsto: “Vamos a preparar los JJ.OO. como prueba de que la humanidad ha superado al nuevo coronavirus”.

Aunque la mayoría de los japoneses hayan rechazado en múltiples encuestas la realización de los Juegos Olímpicos, el ejecutivo japonés manifestó que ya se están tomando medidas sanitarias para todos los involucrados:

“Llevaremos a cabo los preparativos con la determinación de adoptar todas las medidas posibles contra la infección y celebrar una competición que brinde esperanza y coraje a todo el mundo”, dijo el primer ministro.

Sin embargo, además de una confirmación del evento mundial, se habló también de los cambios que se realizarán como medidas protocolarias para evitar contagios.

Según diversos medios del país nipón, lo primero sería la reducción de asistentes a las ceremonias de inauguración y de clausura serían alrededor de 6000 los participantes y no 11000 como se tenía previsto, pero se prevé que sea en los próximos días cuando se de una cifra más exacta.

Hablando De la Villa Olímpica, lugar que alberga también una gran cantidad de personas, los atletas no podrán llegar con más de 5 días de anticipación y deberán permanecer más de 2 días después de su participación.

Otro de las medidas que se tomarían, pero que no es obligatoria, es la vacunación de los deportistas, sin embargo como no es un requisito obligatorio, sólo se trabajaría para incentivar a las delegaciones a que motiven a sus atletas para vacunarse.

Habrá que ver qué sucede en las próximas fechas, con la opinión pública en contra y el aumentó de los casos de coronavirus, la llama de los Juegos Olímpicos en Japón se niega a apagarse.