No puedo describir esta emoción: dueña de Spay y Spike narra cómo fue su rescate del socavón

Brigadistas de la Coordinación General de Protección Civil del Estado (Cgpce) y Policía Estatal Bomberos lograron, con éxito y sin personas heridas, el rescate de los perritos Spay y Spike, los cuales cayeron el lunes pasado al socavón de la junta auxiliar de Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, y permanecieron más de 72 horas en él.

Poco después de las 19 horas del jueves, el gobierno de Puebla informó que ambos caninos fueron rescatados tras dos intentos fallidos a consecuencia de la fuerte lluvia que hubo en la zona y fallas en la logística.

A través de un tripié, una cuerda, una escalera y una reja, nueve bomberos maniobraron por 11 minutos para llevar a la superficie a los perritos que desde el lunes cayeron por accidente al hoyo. Fue el elemento Javier Islas el que culminó la tarea, a quien no le importó terminar con las manos ensangrentadas producto de la fuerza de la cuerda para sostenerse.

La autoridad estatal señaló que Spay y Spike serán valorados por el Instituto de Bienestar Animal (IBA) para determinar si gozan de buena salud, por lo que se procedió a inyectarles suero vía intravenosa, tomarles el pulso y abrigarlos, sin que presentaran heridas visibles.

Lo voy a querer el triple: Dueña de Spay

Tras la conclusión del rescate, Perla Ortega, la dueña de Spay, el pitbull de apenas ocho meses de edad, aseguró que ahora querrá “el doble, el triple” a su mascota porque es parte de su familia.

“Abrazarlo más que nada, alimentarlo, darle de comer, si lo quería ahorita lo voy a querer el doble, el triple porque me han dado la oportunidad de volver a tenerlo”. Perla agradeció a las autoridades por rescatar a su perro y, aunque podrá recogerlo hasta el próximo sábado para que termine su valoración médica, se dijo emocionada porque ahora Spay está a salvo.

“Yo iré a verlo para ver cómo está. Se los agradezco mucho a las personas que nos apoyaron desde el momento en que supieron que Spay había caído, se los agradezco mucho.

Estaba muy feliz, estaba muy contenta, son cosas épicas que jamás suceden dos veces en la vida, no puedo describir esta emoción que siento”.