Lluvia de Dracónidas éste viernes y sábado

El hemisferio norte será testigo de la lluvia de Dracónidas este viernes a finales de la tarde. Sin embargo, debido a las actuales condiciones meteorológicas en los Estados Unidos, unos estados serán más beneficiados que otros con respecto a tener un cielo despejado y sin mucha contaminación.

La última vez que ocurrió un evento similar fue en agosto con la caída de las Preseidas.

A diferencia de otras lluvias de meteoros, las Dracónidas son más vistosas cuando apenas anochece, lo que la hace apta para propios y extraños de la astronomía sin esperar hasta altas horas de la madrugada.

El equinoccio de otoño que tuvo lugar el 22 de septiembre hace que las noches en el hemisferio norte sean más largas, lo que beneficia en gran parte que la lluvia pueda ser vista en la mayor parte del país.

Según EarthSky, durante la lluvia de las Dracónidas se pueden registrar hasta 100 meteoros por hora, aunque hay casos excepcionales como lo ocurrido en 2011 cuando se avistaron más de 400 rocas espaciales atravesando los cielos.

El sitio web también indicó que es la última vez que se verán a las Dracónidas hasta el año 2025, lo cual lo hace un espectáculo marcado en rojo para los aficionados a la astronomía.

Este 2021, se esperan que caigan entre 5 y 10 estrellas fugaces en total, pero el número puede variar.

Normalmente, durante las demás lluvias de meteoros los clímax duran un par de días y pueden ser observadas de madrugada. En el caso de las Dracónidas, el pico de actividad dura extremadamente poco y solo se podrá observar la noche del 8 al 9 de octubre.

Las actuales condiciones climatológicas a lo largo de los Estados Unidos provocarán que algunos estados tengan mayores dificultades que otros para ver la lluvia de meteoros. Regiones como Carolina del Norte, los Grandes Lagos y las Montañas Rocosas tendrán una gran cantidad de nubes e incluso se podrían presentar algunas precipitaciones la noche del viernes.

Por otro lado, el suroeste del país podría tener excelentes condiciones climáticas para observar a las Dracónidas. Según AccuWeather, las llanuras del sur, el Río Mississippi y parte de Nueva Inglaterra también contarían con el cielo despejado para observar los meteoros.

Las Dracónidas deben su nombre a la constelación de Draco, que tiene forma de dragón y que solo se puede observar poco después del anochecer justo encima de la Osa Mayor.

Luego de las Dracónidas, las Oriónidas podrán ser vistas a finales del mes de octubre. Luego, las táuridas del norte, del sur y las Leónidas iluminarán el cielo en noviembre.

POR AGENCIAS