INSPECCIONAN OBLIGACIONES DE LAS ESCUELAS PARTICULARES

321

 

* Gobierno Federal y Estatal a través de la Procuraduría Federal del Consumidor

* Buscan protección a usuarios de escuelas particulares

* Institución está atenta a todo tipo de incidencias

La Procuraduría Federal del Consumidor, Delegación Tamaulipas, ante la proximidad del ciclo escolar implementará un operativo de inspección a las escuelas particulares con el objetivo de verificar que cumplan con las obligaciones que tienen con los usuarios de estos servicios.

Lo anterior lo dio a conocer el Delegado Federal de esta dependencia, Felipe Garza Narváez, quien señaló que el operativo se llevará a cabo apegado  a las líneas de acción establecidas por el Gobierno de la Republica y el Gobierno de Tamaulipas en cuestión de la protección a los derechos de los consumidores.

“La PROFECO establecerá un operativo de inspección y atención en relación con los procesos de cobro de cuotas y consumo, es muy importante que los tamaulipecos sepan que está institución está atenta a todo tipo de incidencias denunciadas por parte de los consumidores”, destacó el funcionario federal.

En este sentido, destacó que se incluyen los pagos que los padres de familia hacen a escuelas particulares por conceptos de cuotas, materiales e inscripciones, entre otros, “es por eso que por instrucciones del Presidente Peña Nieto y del Gobernador Egidio Torre Cantú, estaremos recibiendo cualquier inconformidad al respecto” enfatizó Garza Narváez.

De manera específica se verificará que las escuelas particulares informen y exhiban los costos de inscripción o reinscripción, colegiaturas, derechos de incorporación, exámenes y cursos, constancias, transporte, alimentación, actividades opcionales y además, deben anunciar si cuentan o no con el Registro de Validez Oficial o el Acuerdo de Incorporación Oficial.

Añadió que los costos de los servicios deben exhibirse en montos totales a pagar de manera clara, legible y que no se preste a confusiones; deben respetarse los precios o tarifas de los bienes, productos o servicios exhibidos o informados a los consumidores por parte de la escuela, así como las cantidades, intereses, cargos, términos y demás condiciones ofrecidas por la escuela.

Además, las escuelas particulares no deben realizar prácticas de discriminación, selección de clientela, o reservas del derecho de admisión, además que no deben obligar al consumidor a comprar uniformes y útiles en un lugar determinado; “El consumidor tiene la libertad de adquirir útiles escolares, uniformes, libros y cualquier otro material con el proveedor de su preferencia”.

Cabe señalar que las escuelas particulares deben entregar al consumidor factura, recibo o comprobante en el que consten los datos específicos de la compraventa o servicio educativo contratado y si la escuela anuncia promociones u ofertas, deben respetarse y en su caso, debe informarse por el mismo medio las condiciones aplicables.

Para concluir, Garza Narváez informó que aquellos prestadores de servicios de esta ramo que incumpla con la normatividad establecida, puede ser acreedor a diversas sanciones que van de los casi quinientos pesos hasta más 3 millones.