Por: Lourdes Lozada Fernández

CD. VICTORIA, Tamps.- A través de la campaña nacional “Septiembre mes del Testamento” esperan que los ciudadanos se acerquen a legalizar estas situaciones, los miembros del Colegio de Notarios de Tamaulipas apoyan   cada año a esta convocatoria, incrementando las horas y días de atención al público en sus oficinas, también reducen sus honorarios más del 50 por ciento de lo que fija el arancel correspondiente.

Lo anterior lo dio a conocer Joaquín Roche Cisneros,  integrante del Colegio de Notarios de Tamaulipas, quien agrego que el año 2003, la Secretaría de Gobernación (Segob) convocó al Notariado Mexicano para promover entre la población el otorgamiento de testamentos.

“Con ello, se dio inicio a la campaña denominada Septiembre Mes del Testamento, la cual ha continuado realizándose cada año, otorgar testamento ante un notario es muy sencillo y no es costoso, especialmente en este septiembre, mes en el que los notarios reducen sus honorarios hasta en 50 por ciento”

Explico que el testamento es un tema más que de riqueza es un acto de responsabilidad, ya que sin importare el monto de los bienes el proceso para la adjudicación a los herederos es el mismo, siendo el  testamento público abierto,  que se otorga ante un notario público el más seguro y confiable.

“Porque el notario es un experto en materia testamentaria y brinda al testador asesoría profesional y confidencial para que quede redactado en términos jurídicos,  cumpla todos los requisitos legales necesarios”

Reiterando que  el testamento queda plasmado en una escritura en el protocolo notarial, mismo que será conservado durante cinco años en la notaría en la que se otorgó y después quedará guardado indefinidamente en el Archivo General de Notarías.

Para finalizar señalo que si el testador otorgó un testamento público abierto, sus herederos no tienen que exhibir el testimonio original del testamento a un notario o a un juez de lo familiar para dar inicio al trámite sucesorio, porque  el testamento queda plasmado en una escritura en el protocolo notarial.