Estados Unidos alcanzó 33 millones 472 mil 371 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 599 mil 961 fallecimientos por la enfermedad del COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Gráfico de Johns Hopkins

Este balance fue de 193 muertes más que el domingo y 10 mil 799 nuevas infecciones.

California es ahora el estado más golpeado por la pandemia con 63 mil 193 muertos, seguido por Nueva York (53 mil 558), Texas (51 mil 940), Florida (37 mil 265), Pensilvania (27 mil 490), Nueva Jersey (26 mil 334) e Illinois (25 mil 490).

Otros estados con un gran número de fallecidos son Georgia (21 mil 158), Michigan (20 mil 787), Ohio (20 mil 91), Massachusetts (17 mil 947) y Arizona (17 mil 768).

En cuanto a contagios, California suma 3 millones 801 mil 728, le sigue Texas con 2 millones 978 mil 244, tercero es Florida con 2 millones 344 mil 321 y Nueva York es cuarto con 2 millones 109 mil 677.

El balance provisional de fallecidos -599 mil 961- supera con creces la cifra más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100 mil y 240 mil muertes a causa de la pandemia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha pronosticado que en total morirán más de 600 mil personas en el país a causa del virus.

En lo que a vacunas se refiere, unos 174.2 millones de personas (un 52.5  por ciento de la población) han recibido al menos una dosis, de las cuales 144.9 millones (43.7 por ciento) están ya completamente inoculadas, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Con información de EFE