España propone no considerar al 'piropo' como forma de acoso callejero contra mujeres

Una precisión en un anteproyecto de España que pretende castigar las formas de acoso contra la mujer comenzó a generar debate en el país, luego de revelarse que hay diferencias sobre los comportamientos callejeros, los cuales serán considerado como un delito leve en la normativa, la que es conocida como ‘solo sí es sí’.

El acoso callejero busca ser castigado con multas, arrestos domiciliarios o trabajos comunitarios para quienes cometan estas acciones contra la mujer, aunque en ese sentido, acciones como un ‘piropo’ no están siendo consideradas por el gobierno español.

El autor de un delito leve es quien “se dirijan a otra persona con expresiones, comportamientos o proposiciones de carácter sexual que creen a la víctima una situación objetivamente humillante, hostil o intimidatoria”, según la propuesta.

Ante esto, la delegada del gobierno de España contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, recalcó que “si alguien se masturba delante de otra persona, esto sí que es acoso callejero”.

Sin embargo, Rosell aclaró que “se trata de realizar gestos o emitir expresiones que no están penadas de otro modo y que en absoluto se pueden equiparar a un ‘piropo'”, según consiga Europa Press.

La diferenciación del ‘piropo’ en el anteproyecto comenzó a generar un debate interno en el país europeo, mientras que las autoridades esperan que las Cortes inicien el trámite en septiembre para que la normativa avance, pudiendo de esta forma generar un cambio en las pautas culturales de una sociedad, pasando de una cultura “del sometimiento a la del consentimiento”.

Rosell informó que en la última macroencuesta de España, solo el 11 por ciento de las mujeres se atreve a denunciar delitos de violencia sexual, pese a que el 89 por ciento no lo hace impulsadas principalmente por la vergüenza social.