Por CNN

 El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) dijo a CNN que no está buscando ayuda del estado de Texas para cerrar los puntos de entrada en la frontera entre México y Estados Unidos.

“El Departamento de Seguridad Nacional no está buscando la ayuda del estado de Texas para cerrar los puntos de entrada. Sería una violación de la ley federal que la Guardia Nacional de Texas lo hiciera unilateralmente”, dijo la portavoz del DHS, Marsha Espinosa.

Más temprano este jueves, el gobernador de Texas, Greg Abbott, había dicho que ordenó al Departamento de Seguridad Pública y a la Guardia Nacional estatal cerrar seis puntos de entrada a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en medio de un aumento de migrantes.

El republicano calificó la crisis en la frontera como grave y dijo que “los agentes están abrumados por el caos”.

“La crisis en la frontera es tan grave que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos está solicitando nuestra ayuda, ya que sus agentes están desbordados por el caos. A diferencia del presidente Biden, el estado de Texas sigue comprometido con la seguridad de nuestra frontera y la protección de los estadounidenses”, había dicho el gobernador.