Pasadena, CALIFORNIA.- Pasadena, CALIFORNIA.- En un partido dramático que se definió en tiempos extra con un gol de Paul Aguilar, el Tri consiguió una valiosa victoria de 3-2 ante Estados Unidos y logró así ganar la Copa de la Concacaf con lo que también logró su pase a la Copa Confederaciones del próximo año.

Y es que México buscó el partido desde el silbatazo inicial. Ricardo Ferretti paró un cuadro muy ofensivo con tres delanteros nominales: Javier Hernández, Oribe Peralta y Raúl Jiménez. Con esa idea en la cabeza el cuadro mexicano se fue al frente en el Rose Bowl durante los 90 minutos.

Andres Guardado y Rafael Márquez tomaron su papel de líderes del equipo, y desde ahí el cuadro fue funcionando. Bien pronto, el planteamiento de “Tuca” dio frutos y en una jugada entre Oribe, Jiménez y “Chicharito” el marcador se abrió con un gol clásico de Hernández entre rebotes.

Pero sólo cinco minutos más tarde, en un tiro libre, Bradley centró, Peralta perdió la marca, y Cameron puso el empate. El toma y daca fue constante a partir de ese momento.

México tuvo chances a través de “Chicharito”, Jiménez y Oribe, pero no contó con la claridad para meterla a las redes.

Estados Unidos no renunció al ataque, México tuvo el balón la mayor parte de la primera mitad, pero los arribos en velocidad de Altidore y Dempsey , siempre lo tuvieron a la expectativa. Y Moisés Muñoz tuvo al menos un par de atajadas importantes.

Ya en la segunda mitad, el Tri dejó ver su mejor preparación física y dominó el balón y las acciones. Así desfilaron las oportunidades de Hernández, Jiménez y Oribe. En el medio campo Guardado tomó el control y Rafael Márquez, que inició de contención, se retrasó a la defensa central.

México siguió insistiendo por todos los medios ante un conjunto que apenas rebasó el medio campo en especial antes de los 75 minutos. Luego el equipo de Jurgen Klinsmann fue equilibrando las acciones ante los inexplicables cambios de Ferretti que ingresó a Rivas y Guemez en lugar de Márquez y Guardado.

“Tuca” privilegió ajustar una defensa a la que apenas le habían hecho daño antes de mover a su delantera en la que Oribe desapareció en la segunda parte y Raúl Jiménez se vio en otro ritmo y detuvo incluso avances mexicanos.

A los 90 minutos el árbitro no quiso marcar una mano muy clara en el área de Estados Unidos en una jugada de Diego Reyes.

Ya en tiempos extra, el duelo no cambió de tónica y sólo empezar Oribe rompió la defensa contraria, pero Guzán atajó de buena manera.

Peralta ya había avisado que aún tenía energía para un extra y lo dio a los 96 minutos cuando Paul Aguilar le bajó un balón estupendo y “El Cepillo” empujó a las redes.

Cuando todo parecía del lado de los mexicanos y ya en el segundo tiempo extra, Bobby Wood, a velocidad, igualó el partido a los 108′. Nada para nadie, luego de más de cien minutos.

Sin embargo, el drama no paró y a los 117′, Paul Aguilar sacó renta de un pase de Jiménez y anotó un golazo digno de un partido emocionante y reñido hasta el final. Con este resultado, el Tri clasificó a la Copa Confederaciones que se celebrará en Rusia el próximo año.