DESPIDEN RESTOS DE EMPRESARIOS TAMAULIPECOS

194

TAMPICO, Tamps.- Familiares, amigos y seres queridos despidieron en emotiva ceremonia religiosa los restos de los empresarios que fueron secuestrados en Veracruz, los cuales fueron hallados en Tampico.

Fue a traves de las redes sociales, cuando se dio a conocer la aparición de los cuerpos de quienes fueran empresarios del ramo gastronómico en Tampico, así como ganaderos y padre y hermano del cineasta Alejandro Gómez Monteverde, director de las películas “Bella” y “Little Boy”.

Fue en la Parroquia San Pedro y San Pablo se ofició la misa de los cuerpos presentes de Juan Manuel Gómez Fernández y Juan Manuel Gómez Monteverde, quienes aparecieron ejecutados en un paraje solitario en el lugar conocido como “Chachalaco” del municipio de Pueblo Viejo, Veracruz.

La misa comenzó a las 16:00 horas en donde se congregaron unas 300 personas, entre familiares, amigos y habitantes en general, todos con prendas de vestir en color blanco.

Alejandro al pasar al frente agradeció a los presentes las muestras de amor que recibieron de familiares y amigos y pidió recordar a su padre y hermano como lo que fueron y no como un horrendo asesinato.

Ahí leyó una carta que le habría enviado a su padre Juan Manuel Gómez Fernández; “voy a leer una carta que le escribí a mi papá hace cinco años por email, y le dije a mi mamá, que espero que la lea antes de que se vaya, no sé a dónde iba, pero el día de hoy concuerda. Esta carta mi papá la traía en su maletín siempre y la leyó mucho…”.

“Carta para mi padre; Te escribo esta carta porque estoy en un punto de mi vida en el cual me siento muy feliz y muy contento y todo te lo debo a ti papá… tú has sido la inspiración de mis sueños y quiero que lo sepas que los sigues siendo, es por eso que siempre te llamo por teléfono y es por eso que siempre necesito tus llamadas, las cuales son mi gasolina”.

“Soy el hijo más orgulloso del mundo, eres el mejor padre de todo el mundo, te quiero papá… Tanto que en estos momentos hay lágrimas en los ojos, siempre fuiste y eres mi héroe y de lo cual le sigo presumiendo a todos mis amigos, el papá que jugaba tres veces por semana la estrella del equipo, y las aventuras como los numerosos viajes que hicimos”.

“Hasta las idas al rancho contigo son espectaculares, siempre me protegiste y eso papá, no lo siente cualquiera, gracias, gracias, gracias. Tú me enseñaste a ser el hombre que soy hoy… A Eduardo y Juan Manuel nos enseñó a querernos sobre todas las cosas, un día le dije a mis hermanos que nos habías programados para estar unidos”.

Mi papá dijo que sólo hay que llorar dos días y hoy es el segundo y hay que ser felices, expresó el hijo de Juan Manuel Gómez Monteverde al término de la misa.

1