A medida que multimillonarios como Jeff Bezos y Richard Branson viajan al espacio y prometen expandir el mercado de vuelos espaciales privados, las preocupaciones sobre los impactos ambientales también han ‘despegado’. Según cálculos de especialistas, estos viajes emiten 100 veces más dióxido de carbono por pasajero que los vuelos en avión. 

La competencia entre los más ricos del mundo por ver quién llega primero al espacio inició con el fundador de Virgin Group, Richard Branson, quien viajó el 11 de julio y más tarde, el 20 de julio, se le unió Jeff Bezos con un cohete elaborado por su compañía Blue Origin. 

En un planeta que atraviesa una pandemia, incendios forestales y otras catástrofes naturales, críticos y especialistas se están preguntando: ¿cuánto le cuestan a la Tierra los viajes privados de los multimillonarios? 

¿Cohetes ecológicos?

Bezos asegura que sus cohetes Blue Origin son más ecológicos que el VSS Unity de Branson. El cohete que lanzó a Bezos, su hermano y dos invitados al espacio utilizó hidrógeno líquido y propulsores de oxígeno líquido.

Por otro lado, el VSS Unity  de Branson utilizó un propulsor híbrido compuesto por un combustible sólido a base de carbono, óxido nitroso, entre otros componentes.

La quema de estos propulsores proporciona la energía necesaria para lanzar cohetes al espacio y, al mismo tiempo, genera gases de efecto invernadero y contaminantes del aire, de acuerdo con un análisis de The Conversation. Más de la mitad de los gases del escape se liberan a casi 80 kilómetros de altura, donde pueden quedarse durante al menos dos o tres años.

viajes espaciales privados

Durante un lanzamiento, los cohetes pueden emitir entre cuatro y diez veces más óxidos de nitrógeno que Drax, la central térmica más grande del Reino Unido.

viaj

Y aunque la huella de carbono de los vuelos espaciales es menor en comparación con la industria de los vuelos aéreos comerciales, los expertos señalan que seguirá aumentando con el paso de los años.