Cuantiosas pérdidas para los clubes de Liga MX

58
Cuantiosas pérdidas para los clubes de Liga MX

Tras la cancelación del Torneo Clausura 2020, los clubes de la Liga MX dejarán de ganar unos 3 mil 500 millones de pesos tan sólo por las siete jornadas de la Fase Regular que quedaron pendientes.

La decisión de la Asamblea de Dueños significa un duro golpe a las arcas del circuito, porque cada fecha que no se disputará representa una pérdida superior a los 500 millones de pesos.

Previo al arranque del Clausura 2020, la Liga MX publicó un estudio en el que se toman en cuenta los ingresos del día del partido, publicidad y derechos de transmisión, por cada aficionados que asiste a los estadios.

Con base a esos conceptos se le dio un valor a cada aficionado de 2 mil 448 pesos, por lo que, considerando que durante las primeras 9 jornadas, en las cuales sí hubo aficionados en las tribunas, hubo un promedio de asistencia de 214 mil aficionados, la pérdida asciende a 520 millones, por cada fecha.

Solo por el concepto de ingresos en los días de partido, los clubes regios, Tigres y Rayados, son de los más afectados, tomando en cuenta que hasta el momento de la cancelación tenían la mayor cantidad de asistentes.

Los albiazules metieron 192 mil 238 aficionados en 5 partidos y tenían 4 pendientes, mientras que los felinos registraron entradas de 166 mil 165 aficionados en 4 partidos; tenían 3 por jugar más el que disputaron a puerta cerrada ante el FC Juárez.

Algunas estimaciones sugieren que las ganancias en los días del partido pueden alcanzar hasta la cuarta parte de los ingresos totales de un club, mientras que la televisión y patrocinios representan desde el 75 por ciento.

La cancelación tendrá también un impacto en la economía del País.

De acuerdo a un reporte del Grupo de Economistas y Asociados publicado a finales del 2019, reveló que la industria del futbol genera 193 mil 200 empleos y una derrama salarial de 25 mil millones de pesos anuales.

40 por ciento menos por TV

La cancelación del Clausura 2020 causará que los clubes de la Liga MX pierdan un 40 por ciento de los ingresos por derechos de televisión le contó a CANCHA una fuente enterada de la situación.

Si ya de por sí había renegociaciones de contrato por los derechos con algunos de los equipos de Primera División, esto impactará directamente en lo que resta de la temporada 2019-20, como suelen firmarse los contratos.

El golpe será distinto para cada club no solo por el monto que reciben de las televisoras, sino porque para cada institución es diferente el porcentaje que estos ingresos representan en sus percepciones generales.

Mientras algunos clubes logran una ecuación en la que el monto de los derechos de televisión es muy parecido al de patrocinadores y taquilla, otros ven en los derechos televisivos un 60 por ciento de sus ingresos.

CANCHA pudo saber que cada club deberá negociar con las televisoras sobre lo que restaba de los contratos por los derechos aunque mucho pasará por lo que viene para la siguiente temporada.

Lo que sí es que los clubes ya perdieron en definitiva lo que ingresan por sus derechos de televisión cuando entran a la Liguilla.

Los equipos suelen negociar un contrato por la Fase Regular y otro por disputar la Fase Final, lo cual ahora no podrán obtener.

Las afectaciones por la cancelación del Clausura 2020 apenas comenzarán a surgir y comenzará el estire y afloje entre los clubes y la televisoras que los transmiten.

En números rojos

Pumas es el único de los clubes capitalinos que depende de sus ingresos por publicidad, taquilla y televisión para sobrevivir.

En 2019, pensó tener un fondo de 100 millones, mismos que fueron utilizados para sanear las finanzas del club por no haber llegado a la Liguilla. Este año hizo un estimado extraoficial y ante la falta de ingresos por taquilla, ventas en el estadio y televisión, se estimó que arrancarán con una deuda por 150 millones de pesos.

Pumas está entre los 5 clubes que cuenta con los mejores derechos de televisión y se estima que percibe 13 millones por partido de los cuales sólo cobrará 5.

Solo de boletaje por cancelación estaría perdiendo 39 millones de pesos, un promedio de 9.7 millones por partido, sin contar la venta en el estadio.

POR REFORMA