Covid-19 cambia forma de morir

72
Covid-19 cambia forma de morir

CIUDAD DE MÉXICO.- La pandemia de covid-19 cambió la forma de vivir, pero transformó también la de morir.

Velorios virtuales, sin abrazos, a distancia; iglesias cerradas para rezar por el ser amado; despedidas inacabadas, sin familiares ni amigos.

La forma en la que los mexicanos están enfrentando la muerte de un familiar en estos tiempos de pandemia puede derivar en duelos complicados, que están requiriendo de apoyo, advirtió la tanatóloga Cynthia Calderón Soria, de la Coalición México SaludHable.

Los rituales son importantes ya que nos hacen expresar nuestros sentimientos ante nuestra pérdida, así que estos actos nos ayudan a conectar con el dolor y así comenzar el camino de nuestra recuperación.
 
Sin embargo, estamos enfrentándonos a la muerte como pocas veces en la historia, manteniendo distancia de seguridad y con un máximo de 5 personas por sala para realizar un  velorio, en algunas agencias funerarias  si la muerte es por covid-19 no se está permitiendo la entrada a asistentes que no sean familiares cercanos del fallecido y esto está trayendo mucho enojo por todo lo que se siente perdido, hasta la posibilidad de ver el último gesto de un ser querido y de sentir el calor de un abrazo”, explicó Calderón, quien se dedica a brindar primeros auxilios tanatológicos a sicólogos y trabajadores sociales durante la pandemia. 

Alejandra González Anaya, tanatóloga de la Universidad La Salle, planteó que en los casos de muertes inesperadas, los duelos son más difíciles de procesar. 

Y en este momento de pandemia están sucediendo muertes rápidas, en tanto sólo, 7, 15 o 21 días. Son fallecimientos de alguna forma inesperados que traen consigo estados de shock y que agudizan el desequilibrio de emociones que suelen vivirse en duelos de otra naturaleza.

A mediano plazo, esto podría derivar en un trastorno de estrés postraumático, pues se suma el hecho de que los ritos de despedida ya no se están llevando a cabo y, particularmente en el caso de México, donde estamos acostumbrados a las misas, los velorios y los novenarios acompañados de familiares y amigos, por supuesto que estamos viviendo un duelo muy grande”, dijo.

Consultadas por Excélsior aseguraron, sin embargo, que hay maneras de despedirse y aliviar el dolor, aun en tiempos de pandemia donde el coronavirus no permite las ceremonias fúnebres. 

Sin duda, ahora las personas con una pérdida sienten un gran vacío, pero hay cosas que se pueden hacer mientras podemos reunirnos para abrazarnos y hacer los ritos a los que estamos acostumbrados, por ejemplo, preparar una carta para todos los familiares o gente cercana expresando lo que duele esta situación y avisando que cuanto el confinamiento y las condiciones lo permitan harán las misas o lo que acostumbren hacer para despedir a su familiar”, ejemplificó Calderón Soria.
 
Me gusta mucho una frase que escuché una vez; ‘no es importante quién le cierra los ojos, sino quién se los abrió durante toda la vida’, y esos son los tipos de recursos con los que contamos para la contención a las familias”, acotó. 
En el mismo sentido, la tanatóloga Alejandra González Anaya comentó que será clave que una vez que pase el confinamiento a causa de esta pandemia, las personas que perdieron a un familiar durante esta etapa, realicen sus rituales. 
Va a ser muy importante que, en el momento en el que se vuelva a abrir la convivencia y se puedan elaborar los rituales o celebraciones, según la religión de cada quien, de manera segura, se hagan, ya sea velorios o misas”, indicó.

POR EXCELSIOR