Columna Camina Conmigo

61
Columna Camina Conmigo

La culpa la tiene AMLO

Somos un pueblo muy quejumbroso y con una memoria muy olvidadiza, hemos olvidado todo este tiempo de saqueo y corrupción en el que de alguna forma iba empobreciendo más y más al país, olvidando como un gobernador podía engañar a la gente dándole agua a los niños que necesitan medicina para el cáncer y todavía salió libre, olvidamos el trágico accidente en la guardería ABC y cómo se le dio carpetazo porque resulta que la dueña tenía “palancas” en el gobierno.

Pero qué podemos decir de nuestro nuevo presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Una persona que no maquilla las cifras ante la gran ola de violencia, que, si somos honestos, no proviene de él; ahora pueden decir es que Marco es Pro-AMLO, y lo soy, pero quiero decirles que también defendí a Enrique Peña Nieto (EPN) por lo mismo, y lo pueden buscar en esta columna, a pesar de no ser partidario de EPN, dije que la violencia no era porque él no trabajaba, sino porque Felipe Calderón (FeCal) hizo esta guerra absurda contra el narco y ahora vemos las consecuencias.

AMLO no ha adquirido deuda económica y ha mantenido estable la economía, sí sí, pueden decir que no ha incrementado, pero tampoco ha disminuido, estamos “tablas” por así decirlo.

AMLO ha dado más becas a estudiantes y a adultos mayores los ha ayudado más, y que decimos “populismo”, podría ser, pero se está viendo en cosas de los pobres, “primero ello”, ha sido una realidad.

AMLO ha destapado la corrupción de PEMEX, Hacienda, IMSS, Infonavit, las Instancias Infantiles, y la gente lo señala, porque descubrió esto y les quitó a muchos su minita de oro, pero él (AMLO) es el malo, es el enemigo, es al que debemos señalar, él es quien nos está jodiendo ¡bah!

AMLO es un machista porque no apoyó el día 9 de marzo para la idea de “Un día sin mujeres”, esto es lo último que he leído en los muros de las redes sociales, pero han olvidado que en su gabinete el 50% de las cabezas son mujeres, que él mismo ha calificado el feminicidio como algo detestable, y que su crítica fue al golpeteo de los de derecha tomando la bandera del 9 y la hicieron suya.

Es increíble cómo podemos o queremos que nuestro México cambie en todos sus rubros por arte de magia, porque seguimos tupiendo a AMLO, a pesar de todas las cosas buenas que se ven a simple vista, no se necesita una lupa, ni un telescopio, sólo un ciego no ve los cambios del país, y faltan.

Creo que si queremos juzgarlo debemos hasta que haya cumplido sus tres años y seis meses, y ahí sí, si vemos que nada más no se avanza entonces decir, levantar la voz y ver qué podemos hacer como ciudadanos.

AMLO no es un mesías, tampoco un mago, es un humano que quiere ayudar, y hasta la fecha lo ha demostrado, que no todos están de acuerdo con él, ¡claro que no! El 30% del país no lo apoya, sin embargo, los que lo hacemos debemos, ¡sí! Debemos ser mejores ciudadanos, es la única forma de cambiar el país.

Por lo demás, camina conmigo, espero que podamos ser críticos a la situación y cambiar el rumbo de nuestro país.