Celebró Lupita D’Alessio 47 años de trayectoría

Celebró Lupita D’Alessio 47 años de trayectoría

Por Milenio

Una velada llena de emociones a flor de piel fue lo que se vivió anoche en el Auditorio Nacional, durante el concierto que ofreció la cantante Lupita D’Alessio.

Por primera y única ocasión, la llamada Leona Dormida se hizo acompañar de una orquesta sinfónica en este concierto especial, al que acudieron casi 10 mil personas, para celebrar así sus primeros 47 años de trayectoria en los escenarios.

La estrella fue recibida por su público con una ovación de pie y el gesto la emocionó a tal grado, que se le quebró la voz y no pudo seguir cantando “Cómo se llama”, el primer de la noche.
“Bienvenidos, muchas gracias por ese aplauso”, expresó D’Alessio con el rostro emocionado.

“Estoy muy contenta de compartir esta noche con ustedes y muy agradecida por ese amor, por esa fidelidad, por estar una vez más aquí y porque, a pesar de los momentos difíciles, México me ha sido fiel”.

Junto a una orquesta formada por 32 músicos, la cantante hizo derroche de sus facultades vocales y, con nuevos arreglos, puso a vibrar el recinto de Reforma con algunos de los éxitos que le han dado fama.

“Hazme olvidarlo”, “Aquí estoy yo”, “Te quedarás en mí” y “No preguntes con quién”, fueron algunas de las primeras canciones que pusieron a todos a cantar.

“¡Te amamos, Lupita!” gritaban algunos fanáticos mientras entonaban a todo pulmón temas emblema de la tijuanense como “Qué ganas de no verte nunca más”, “Ni guerra ni paz” y “Leona dormida”.

“A mí no me gusta la palabra ochentera porque no tengo ochenta años, tengo 63, 64 y 65 (…) La musica buena y linda no tiene época, no tiene tiempo, y si no fuera así, no estaríamos cantándola todavía ¿no creen?”, dijo entre bromas, antes de interpretar un popurrí de clásicos.

A un mes de recibir el Grammy a la Excelencia musical, otorgado por la Academia Latina de la Grabación, la intérprete expresó su emoción por mantenerse vigente y por cristalizar esta presentación planeada y producida por ella misma. D’Alessio lució un vestido dorado, diseñado por el mexicano Jorge Castellanos.